Niños con discapacidad progresan con el Programa de Hipoterapia del PMD

El concejal de Deportes, Juanjo Segura, ha visitado hoy esta actividad pionera en España, realizada en la Escuela Indaliana de Arte Ecuestre

Los almerienses con discapacidades psíquicas o físicas cuentan con una actividad dedicada especialmente a ellos en la Escuela Indaliana de Arte Ecuestre. Se trata del Programa de Hipoterapia promovido por el Patronato Municipal de Deportes (PMD), en funcionamiento desde 1999. El Ayuntamiento de Almería no solo fue el primero en poner en marcha esta actividad con caballos, sino que continúa siendo el único consistorio que apuesta por esta propuesta que relaja a sus usuarios, mejora su movilidad y autoconfianza y pone una sonrisa en sus caras. Este ha sido el caso de los niños del Centro de Educación Especial Princesa Sofía, que han asistido hoy a una de sus sesiones semanales. El concejal de Deportes, Juanjo Segura, los ha visitado en compañía del director de la Escuela, Carlos Cortés.
“Observar la labor que se realiza de forma personalizada con cada niño en este Programa de Hipoterapia es impresionante. Cada participante está acompañado por fisioterapeutas, psicólogos y profesionales con mucha experiencia que cuidan de ellos en todo momento y consiguen que se calmen para trabajar con su percepción y motricidad”, ha explicado el concejal de Deportes. Y es que en apenas unos minutos se puede observar como cada niño que se sube a uno de los caballos de la Escuela se va relajando poco a poco en manos de un fisioterapeuta que va a la grupa con él y va cambiándolo de postura poco a poco. Un guía traslada al equino por la pista con lentitud mientras otras dos personas lo acompañan en los laterales. Todo un equipo de apoyo para que caballo y jinete conecten y el niño viva una experiencia inolvidable y muy estimulante.
Carlos Cortés destaca que “el Ayuntamiento de Almería es el primero que pone en marcha un programa de hipoterapia en toda España y sigue siendo el único. Tenemos que seguir apostando por su continuidad”. Un compromiso que el concejal de Deportes ha confirmado durante su visita, ya que considera esta acción “imprescindible para mejorar la calidad de vida de sus usuarios”.
 
Actividades
 
Durante el curso escolar, la Escuela Indaliana de Arte Ecuestre acoge a diversas asociaciones de la capital que solicitan participar en esta actividad terapéutica. Un día a la semana, un grupo de alrededor de 10 personas puede disfrutar de esta actividad totalmente gratuita. Las beneficiarias del mismo son distintas asociaciones, una diferente cada mes, que disfrutan de cuatro sesiones, una por semana. Aunque el trabajo con los más pequeños es muy intenso, como el realizado hoy con los alumnos del Princesa Sofía, los participantes en la hipoterapia van desde niños de dos años hasta adultos.
Este programa empezó en 1999 con personas con autismo y el tipo de dolencias de sus usuarios se ha ido diversificando desde entonces, entrando a formar parte del proyecto personas con discapacidades muy variadas, como invidentes o personas con parálisis cerebral.
Cada semana, estos usuarios disfrutan de monta en silla, especialmente útil para el desarrollo locomotor, muscular y de coordinación psicomotriz; monta en back- riding, en la que los pacientes montan con un terapeuta y donde se trabaja el equilibrio; y trabajos sin monta, que van desde pasear junto al caballo hasta cepillarlo o darle de comer. La hipoterapia fomenta el desarrollo motor, cognitivo y emotivo de pacientes con diversas disfunciones, ya que la interacción con el animal crea fuertes vínculos emocionales, la comprensión de características estructurales básicas como tamaños, texturas, o formas, del mismo modo que  mejora la autoestima y el autoconcepto del paciente. Con esta actividad se establece además un vínculo con el animal que es muy beneficioso para todos los participantes.