La capital se desliza, salta y corre por primera vez con los JDM de Patinaje

Los Juegos Deportivos Municipales de esta disciplina comienzan a disputarse desde el 2 de febrero con 60 patinadores

Febrero inaugurará una de las competiciones más esperadas dentro de estos XXXI Juegos Deportivos Municipales (JDM). Y es que las pruebas de Patinaje Hockey celebrarán su primera edición este año, ya que en la pasada temporada no contaron con suficientes inscritos como para ser llevadas a cabo. Por ello, los 60 participantes que se calzarán sus patines para estos encuentros organizados por el Patronato Municipal de Deportes (PMD) podrán formar parte de esta competición por primera vez. Salto, Velocidad y Speed Slalom son las tres modalidades de las que se podrá disfrutar y se disputarán en dos categorías individuales: junior (entre 5 y 17 años) y senior (mayores de 18).
A partir del 2 de febrero, la actividad no cesará, completando 15 jornadas en total hasta el 9 de abril. Entre semana y fines de semana, tanto mañanas como tardes y noches serán buen momento para competir sobre ruedas en las Almadrabillas, el Pabellón Municipal de El Toyo y en algunos casos en Aguadulce y Las Negras.
El Salto sin rampa será una competición basada en la comparación de la altura saltada por los patinadores sobre una barra colocada a tal efecto, con una altura mínima de 15 centímetros para todas las categorías y edades. En cuanto a la competición de Velocidad o contrarreloj, se cronometrará el tiempo realizado en un circuito previamente marcado, de una distancia de 200 metros. El Speed Slalom será la tercera modalidad, una disciplina del freestyle cuyo objetivo es realizar en el menor tiempo posible un recorrido predefinido en una fila de 20 conos separados 80 centímetros entre sí.
Juan Méndez, representante en Almería de la Federación Andaluza de Patinaje en Freestyle, comenta que “estamos viviendo un aumento de afición en el patinaje, la gente está cada vez más enganchada”. Además de un mayor interés por este deporte, el también monitor y presidente del Club Tres60 afirma que entre los inscritos están a partes iguales los adultos y los niños, “aunque los pequeños tienen mejor nivel”, explica riendo. Un claro ejemplo de actividad deportiva en familia, en la que padres e hijos compiten y se divierten compartiendo una afición en común.