El Programa de Hidroterapia del PMD trabaja con 26 niños con discapacidad en el Princesa Sofía

Juanjo Segura, concejal de Deportes, ha visitado hoy este Centro de Educación Especial en el que se desarrolla esta actividad terapéutica

El Programa de Hidroterapia del Patronato Municipal de Deportes (PMD) demuestra que no hay nada más relajante que un baño de agua caliente. 26 alumnos con discapacidad severa del Princesa Sofía disfrutan dos veces por semana de sesiones de media hora en la pileta térmica habilitada para ellos en este Centro de Educación Especial. Esta mañana, Juanjo Segura ha visitado junto a la directora del colegio, Mª del Mar Contreras, esta actividad terapéutica para niños con discapacidad física y psíquica, que mejora su movilidad y otras habilidades.
El PMD decidió apostar hace más de una década por este Programa de Hidroterapia, aportando monitores especializados, que dan una atención personalizada a cada niño. Actividades de este tipo son imprescindibles y un ejemplo de que el deporte es una vía para mejorar la salud y la vida de todo el mundo, sin excepciones, afirmaba esta mañana Juanjo Segura. El edil ha destacado la gran labor que realiza el Princesa Sofía en la capital y ha aprovechado para charlar con el personal del centro y conocer todas sus instalaciones. El concejal también ha felicitado y agradecido su trabajo a los monitores que trabajan a diario en la pequeña piscina climatizada del colegio con escolares afectados por discapacidades severas, como parálisis cerebral y otras.
Mª del Mar Contreras, por su parte, ha manifestado su “agradecimiento al Ayuntamiento de Almería por su apoyo. Estamos muy contentos tanto por este Programa de Hidroterapia, que realizan 26 alumnos en el centro, como por el Programa de Natación Escolar Adaptada, en el que tenemos a otra veintena de niños”. La directora del Princesa Sofía hacía así referencia a otra iniciativa municipal que se desarrolla en la piscina de Ego Sport Center, esta para escolares con un mayor grado de autonomía que los que realizan la terapia acuática en el propio colegio.
Favorecer la movilidad, relajarse, mejorar el tono muscular y divertirse son solo algunos de los beneficios que los pequeños encuentran en esta actividad terapéutica de hidroterapia. El PMD aporta una subvención para contratar a los monitores especializados que llevan a cabo sesiones de media hora por niño y que se realizan dos veces por semana.