El club Los Molinos forma a 120 niños en su escuela municipal de tenis

Ha celebrado hoy una convivencia y la entrega de trofeos de la séptima liga anual para adultos, con la participación de 80 deportistas

El fomento del tenis entre los más pequeños, así como facilitar la práctica deportiva a los adultos, se dan la mano en el club Los Molinos, que cuenta con más de 150 jugadores, de los que la mayoría, 120, forman parte de una de las escuelas deportivas de tenis del Patronato Municipal de Deportes de Almería.
Paralelamente a la formación técnica en este deporte, el club Los Molinos celebra una liga anual, para adultos de diferentes clubes, de la que hoy ha celebrado la entrega de premios, tras una convivencia entre los participantes y sus familiares. Joaquín Romera Segura, presidente del club, y a su vez delegado almeriense de la Federación Andaluza de Tenis, afirma que “en el club tenemos una escuela municipal en la que, qracias al apoyo del PMD, acercamos el tenis a los más pequeños y perfeccionamos la técnica de los jóvenes deportistas almerienses. Además, en el club organizamos una liga anual para adultos”.
Los ganadores de la Liga han sido los siguientes: Primera Categoría, Francisco Torres; Segunda Categoría A, David Ramón, Segunda Categoría B, Roberto Fernández, y Segunda Categoría C, Daniel Campoy; Tercera Categoría, José Antonio Álvarez; en Dobles, Roberto del Rey y David Ramón; y en Veteranos A, Antonio Bru, y en Veteranos B, Agustín Pérez.
Las pistas municipales de tenis de Los Molinos, que diariamente sirven como escenario deportivo y permiten la mejora de los tenistas almerienses, se han convertido hoy en un punto de encuentro en el que celebrar esta entrega de trofeos. Esta ceremonia sencilla y entre amigos pone de manifiesto los valores del deporte de una forma diferente, con un almuerzo en el que se ha premiado a los mejores de la liga. A primera hora, los niños y niñas han seguido con su formación práctica, y después los adultos han celebrado la entrega de trofeos. Joaquín Romera afirma que “las actividades paralelas ayudan a fomentar el deporte y crear un ambiente familiar y de compañerismo en los equipos y clubes almerienses, como el que se respira en nuestra Escuela de Los Molinos”.