El Club Bahía de Almería presenta a sus más de 200 deportistas como una gran familia

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, destaca que “pese a su juventud, esta entidad de balonmano ha logrado formar una base sólida que nos dará muchas alegrías a los almerienses”

Cuando un club se convierte en una especie de familia para todos los que forman parte de él, que llegue el éxito es cuestión de tiempo. Es la filosofía que mantiene el Club Bahía de Almería, una entidad dedicada al balonmano que nació este verano en la capital y que ya ha conseguido reunir a más de 200 niños y niñas de todas las edades en sus Escuelas Deportivas Municipales (EDM), que cuentan con el apoyo del Patronato Municipal de Deportes (PMD) del Ayuntamiento de Almería. Esta mañana ha tenido lugar el acto de presentación de estas categorías, así como de los equipos juveniles y seniors, que han recibido el calor de la grada para afrontar con fuerzas una temporada que se presenta cargada de ilusión para este joven proyecto del balonmano de la capital.
 
El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha acudido a esta ceremonia acompañado por el concejal de Deportes, Juanjo Segura. El primer edil, que ha recibido una camiseta conmemorativa de la entidad, ha afirmado que “es un orgullo comprobar cómo nuestra ciudad sigue respirando deporte gracias al esfuerzo de clubes como el Bahía de Almería que, pese a su juventud, han conseguido formar una base sólida que nos va a dar muchas alegrías a los almerienses en el presente y en el futuro”. Ramón Fernández-Pacheco ha añadido que “desde el Ayuntamiento de Almería apoyaremos en todo lo que haga falta al Bahía de Almería a través de nuestro Patronato Municipal de Deportes, que sigue volcado en lograr que cada vez sean más los almerienses que practiquen ejercicio físico”.
 
Por su parte, el presidente del club, Juan Antonio Requena, ha apuntado que “estamos encantados de poder contar con más de 200 deportistas en el Bahía de Almería. Esto no solo es positivo para nosotros, sino para el balonmano almeriense, y nos enorgullece poder contribuir a que este deporte siga creciendo en nuestra ciudad”. Además, Requena ha recalcado que “lo de hoy es una auténtica fiesta en todos los sentidos, y esperamos que la temporada vaya bien”.
 
Los niños de todas las categorías, desde prebenjamín hasta cadete, han ido desfilando por el Pabellón Antonio Rivera ante los centenares de personas que llenaban las gradas, seguidos finalmente por los equipos juveniles y séniors, que han posado a la conclusión en una gigantesca foto de familia que se irá incrementando año a año gracias al buen hacer y a la ilusión que se respira en lo que ya se ha convertido en uno de los grandes clubes del balonmano almeriense.