El baile deportivo crece en Almería con el Club Almeraya

El Club reparte sus entrenamientos entre pabellones como el Rafael Florido o el de El Toyo y adapta sus modalidades a todas las edades

Bailar es uno de los deportes más completos que hay, pues pone en movimiento todos los músculos del cuerpo y desarrolla además resistencia y coordinación. El baile deportivo es un ejemplo de ello y Almería cuenta con profesionales de primer nivel, como los integrantes del Club Almeraya. Esta agrupación realiza sus entrenamientos en diversas instalaciones de toda la capital, como el Pabellón Municipal Rafael Florido o el Complejo Deportivo de El Toyo, entre otros. Con una andadura de más de una década y bailarines que han representado a Andalucía y a España en Campeonatos Internacionales, este Club promueve esta disciplina poco conocida aún para muchos, pero que cada vez toma mayor fuerza.
 
Alfredo Rivas Jurado, director del Club de Baile Almeraya, asegura que “somos una asociación creativa y en la que recibimos a todo el que desee iniciarse en este mundo, ya que el baile deportivo se puede practicar desde los 5 años hasta el top senior, más de 65 años”. Y es que como todo deporte, la clave está en adaptarse a las posibilidades de cada uno. “Los beneficios de esta disciplina son tanto físicos como psicológicos. Se trata de un ejercicio aeróbico fuerte y de potencia muscular que desarrolla al máximo las capacidades del que lo practica, ya que se usa mucho el musculo corto”, añade Alfredo Rivas, cuya idea es solicitar para la próxima temporada que su Club comience a gestionar lo que sería la primera Escuela Deportiva Municipal (EDM) de la capital, aunque esto es aún un proyecto de futuro.
 
Mientras tanto, todo el que lo desee puede comenzar a tomar contacto con el baile deportivo a través del Club Almeraya, cuyos valores principales son la creatividad y el trabajo duro.  No es necesario contar con pareja para ello y no hay condiciones ni de edad ni experiencia. Para obtener más información se puede visitar su página de Facebook, donde además del contacto se pueden ver fotografías y vídeos ilustrativos de todo lo que incluye esta actividad.
 
Otro punto a favor para iniciarse en el baile deportivo es el gran reconocimiento que va teniendo poco a poco, ya que en 1997 tanto este deporte como la Federación Internacional de Baile Deportivo (WDSF) fueron reconocidos por el Comité Olímpico Internacional. Tokio 2020 también lo ha propuesto como aspirante a deporte olímpico dentro de su programa.
 
“Creemos que es necesario fomentar el deporte base porque en la infancia es cuando el físico empieza a desarrollarse y es más sencillo comenzar a trabajar hasta alcanzar un buen nivel”, continúa explicando Alfredo Rivas, que asegura que desde los 5 años se puede comenzar en este deporte. Él y su pareja de baile, Teresa de Paco, quedaron entre los 20 primeros del mundo en 2014, en el Campeonato del Mundo de Baile Deportivo, y se dedican a promocionar y transmitir su pasión y saber hacer en este campo a los todos almerienses que lo deseen.
 
El baile deportivo consta de dos modalidades: la Stándard (vals inglés, tango europeo, vals vienés, slow fox y quickstep) y la Latina (rumba bolero, chachachá, jive, pasodoble y samba). Imposible no encontrar un ritmo que enganche.