El alcalde visita las obras de remodelación del Estadio Juan Rojas

El presidente de URA, Miguel Palanca, afirma que “el rugby devolverá con creces el apoyo que recibe del Ayuntamiento y de los almerienses”

El Estadio Municipal Juan Rojas ha sido un enclave histórico, en el que la mayoría de los almerienses pueden presumir de haberse enamorado del deporte y del fútbol de su tierra. Esta semana, esa historia retoma su curso tras una pausa de varios años. El lunes comenzaron las obras de demolición del fondo norte del mítico Juan Rojas, con las que se va a ampliar el campo de juego para poder practicar el rugby. Esta mañana, el alcalde de la capital, Ramón Fernández-Pacheco, ha visitado las instalaciones para conocer de primera mano el curso de esta transformación y charlar con Miguel Palanca, presidente de la Unión Rugby Almería (URA), que ha calificado de “regalo fabuloso” estas mejoras en el campo promovidas por el Consistorio y ha asegurado que “el rugby devolverá con creces el apoyo que recibe del Ayuntamiento y de los almerienses”.
El primer edil de la capital ha comentado que con estas obras “damos cumplimiento a un compromiso político adquirido con URA Rugby, que tan buena labor está haciendo en Almería, no solamente en lo deportivo, sino también en lo social. URA es un club totalmente asentado, con más de mil integrantes entre todas sus categorías y con un equipo de élite al que todos seguimos y que esperamos que este domingo haga un buen papel que le permita mantenerse en División de Honor B”. Fernández-Pacheco hacía así referencia al último encuentro del equipo en casa antes del final de la temporada, y que será también el último disputado en el Estadio de la Juventud, ya que se prevé que las obras de adecuación del Juan Rojas estén terminadas para comenzar a jugar en septiembre en su nueva casa.
“Con esta solución, el Ayuntamiento de Almería está atendiendo de forma responsable las necesidades reales que tiene la ciudad, entre ellas, dar cabida a esas mil personas que siguen a URA en sus diferentes categorías”, añadía el alcalde, que ha puesto también el acento en “la labor fundamental que realiza URA con niños, algunos de ellos con problemas, en un proyecto que merece todo el apoyo del Ayuntamiento y de la sociedad y que tienen intención de ampliar”.
Miguel Palanca, presidente de URA, ha observado con el regidor los avances de esta remodelación que comenzó el lunes, asegurando que “podría resumir mis palabras diciendo solamente gracias, pero debo añadir que como almeriense me siento orgulloso de los dirigentes que nos gestionan a nivel municipal y que están dando cabida a una necesidad reclamada por el mundo del rugby desde hace muchos años y con una masa social cada vez más grande, colaborativa e integrada en la sociedad almeriense”.
El alcalde y el presidente de URA han estado acompañados en su visita al Juan Rojas por varios representantes de la corporación local, entre ellos el concejal de Deportes, Juanjo Segura; el concejal de Urbanismo y primer teniente de alcalde, Miguel Ángel Castellón; y los concejales del grupo Ciudadanos, Miguel Cazorla y Rafael Burgos. Varios veteranos de URA como José Luis Navarro o Javier Navarro, también se han unido al grupo, que ha paseado por un césped que pronto pisarán los jugadores de este club para dar el gran espectáculo al que tienen acostumbrada a su ciudad.
 
Las obras
 
La demolición del fondo norte del Campo de Fútbol Municipal ‘Juan Rojas’ cuenta con un presupuesto de adjudicación de 60.813,70 euros, y está siendo realizada por la empresa Facto, con un plazo de ejecución de un mes. Este derribo permitirá agrandar el terreno de juego para poder practicar el rugby, ya que los campos de rugby son más grandes que los del fútbol. Para ejecutar esta demolición se debe rebajar el "monte" que hay en la parte exterior del campo, lo que cambiará la visión que se tiene del campo conforme se baje por la Cuesta de los Callejones. El campo se cerrará con un vallado transparente de forma que se vea desde el exterior.
A esta primera actuación le seguirán otras, como la mejora de la iluminación, la ampliación del césped y su mantenimiento y la mejora de vestuarios, oficinas, gradas y zonas comunes, para dejarlo completamente acondicionado de cara a la próxima temporada para la práctica del rugby, cumpliendo así el compromiso adquirido con Unión Rugby Almería (URA) en 2016.